Tasación de la vivienda

| octubre 10, 2009

Uno de los requisitos que hay que cumplir cuando solicitamos un crédito hipotecario es la tasación de la vivienda. Se trata de una gestión de mucha importancia para el solicitante, ya que del resultado de la tasación dependerá la cantidad que el banco o caja de ahorros nos prestará.

Al consumidor le interesa que la valoración que la tasación otorga a la vivienda se acerque lo máximo posible al precio final que pagará por ella, pues de lo contrario puede ocurrir que el banco le conceda un préstamo por una cantidad notablemente inferior a la que necesita.

La tasación es una estimación realizada por un profesional del valor mercantil de la propiedad o inmueble objeto de estudio. Generalmente la entidad financiera concede el 80 % del valor del inmueble reflejado en el documento de la tasación, es decir, que si por ejemplo, se desea adquirir una vivienda y el tasador refleja en el documento, que el valor de esta es de 100.000 €, la entidad bancaria normalmente nos ofrecerá como máximo un préstamo hipotecario de 80.000 €.

Con el informe de la tasación, el banco, se asegura de que la cantidad de dinero prestado no sea superior al valor de la propiedad.

La tasación debe ser realizada por un perito independiente que estará autorizado por el Ministerio de Economía y Hacienda, y normalmente es el comprador quien debe pagar los gastos de la tasación, y su precio suele estar entre los 100 y 300 €.

De acuerdo con la legislación, el banco y el comprador deben ponerse de acuerdo para determinar quien realizará la tasación y quien correrá con los gastos, pero en la mayoría de los casos las entidades bancarias determinan los encargados de realizar la tasación y cobran a los solicitantes del préstamo los gastos ocasionados.

Al momento de realizar la tasación se tienen en cuenta varios factores para determinar cual es el valor del inmueble:

  • La propiedad en sí: cantidad de metros, calidad de los materiales, cuales son los acabados de todos los elementos que conforman la propiedad, sus diferentes instalaciones, aire acondicionado, gas, ascensor, portero automático, entre otros.
  • El entorno: dentro del edificio y la ubicación de la vivienda, núcleo urbano más próximo, servicios y red de comunicaciones que existe en su cercanía.

Eso si, tenga en cuenta que mas allá de que se lleve a cabo la tasación del inmueble, no significa que se vaya a conceder el préstamo. Si una vez realizada la tasación, no se concede el préstamo por los motivos que fueren, el documento tiene un periodo de validez, que suele ser de 6 meses, y el banco debe hacerle entrega del mismo para que pueda volver a utilizarlo.

Tags: ,

Categoría: viviendas


Logo FinancialRed